Las redes sociales son una parte muy relevante en el mundo del marketing digital y cada vez se han ido vinculando más en la compra, algunos ejemplos de esto podría ser el “Marketplace” de Facebook, pero sin duda alguna, el más relevante es “Instagram Shopping” que permite que las marcas etiqueten sus productos en fotos y vídeos, mientras que los usuarios los compren directamente en la propia red.

Desde hace tiempo, Instagram ha sido vista como la plataforma de redes sociales que se distingue por ser “la competencia de todo lo que haces”; desde tu café por la mañana hasta el vacacionar en algún lugar de tu elección. Con el lanzamiento de sus nuevas publicaciones con opción de compra o “shoppable posts”, Instagram facilita más que nunca que te inspires y compres los productos que descubras en tu feed.

Poder vender desde tu propia cuenta no podría ser más fácil: lo único que debes hacer es tener una cuenta Business de Instagram y que además esté conectada a un catálogo de productos de Facebook. Tu negocio necesita cumplir ciertos estándares y por supuesto, cumplir con las reglas y normas que Instagram establece. Una vez tu cuenta Business esté creada, puedes empezar a promover tus productos en Instagram. 

Ahora tenemos la opción de etiquetar productos, sí, como lo haces con las personas dentro de las publicaciones, lo que le da a los clientes un acceso rápido al nombre del artículo y el precio.

Leave a Reply

Your email address will not be published.